Situada en las estribaciones de la Sierra de la Demanda y perteneciente al Partido Judicial de Salas de los Infantes. Sus habitantes se dedican fundamentalmente a la ganadería, transformación de los recursos forestales y los servicios, fundamentalmente derivados del turismo. Esta bonita villa burgalesa tomó su nombre de la abundancia de casa nobles y palacios existentes en la época de pertenencia a la Cabaña Real de Carreteros.