San Leonardo de Yagüe

SAN LEONARDO DE YAGUE (Soria), Población enclavada en la estribación sur de las Sierras de Urbión y La Demanda, en plena tierra de Pinares y en la puerta superior del Cañón del Rió Lobos, partido judicial de Burgo de Osma y pueblo de la comarca de Pinares.

Se dedica a la industria maderera y la alimentaria, principalmente. Cuenta con potencialidades turísticas: el Camino de Santiago de Soria, también llamado Castellano-Aragonés, pasa por la localidad.

Historia

Se desconoce la fecha exacta de fundación del pueblo, pero se supone que sería en algún momento de los siglos X-XI. El documento más antiguo donde se cita el pueblo es de 1173, en una carta privilegio de Alfonso VIII.

En 1570, ciertos vecinos y moradores de San Leonardo y Navaleno acordaron por escrito el 17 de marzo con el abad de La Vid, suministrarle antes del «día de Pascua del Espíritu Santo» (Pentecostés) veinticuatro vigas de pino.

La localidad se dedicó a la carretería y formó parte de la junta y hermandad Burgos-Soria de la Real Cabaña de Carreteros.

En el Censo de 1789, ordenado por el Conde de Floridablanca, figuraba como villa cabecera del Concejo de San Leonardo del Partido de Tierra de Roa en la Intendencia de Burgos, con jurisdicción de señorío y bajo la autoridad del Alcalde Ordinario, nombrado por el Conde de Siruela. Contaba entonces con 498 habitantes.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional, conocido entonces como San Leonardo de Arganza, en la región de Castilla la Vieja,​ que en el censo de 1842 contaba con 150 hogares y 546 vecinos.

Lugar natal del general y falangista Juan Yagüe, tras la muerte de este a la población le fue cambiado su nombre tradicional (San Leonardo) por el actual de San Leonardo de Yagüe.

Monumentos

Castillo

Situado sobre una loma que domina San Leonardo, Juan Manrique de Lara lo mandó construir en 1563 con licencia del rey Felipe II. Se trata de una fortaleza abaluartada de época renacentista cuya vivienda interior estaba decorada con ricos y suntuosos ornamentos y el exterior estaba preparado para repeler los ataques con arma de fuego, con baluartes más gruesos y resistentes. El palacio, de base rectangular, con patio interior y dos plantas, se asoma al exterior de la fortaleza no sólo con grandes ventanales, impropios de un castillo y originalmente decorados con molduras clásicas, de las que han aparecido algunos restos, sino sobre todo, por la portada clásica, que a lo largo de estos años se ha reinterpretado gracias a los restos encontrados. Tiene cuatro baluartes en sus cuatro esquinas compuestos a partir de un cuadrado sobre la diagonal. Actualmente presenta un lamentable estado de deterioro y ruina y durante más de dos siglos ha servido de cantera. Las piedras y cornisas de este castillo se pueden ver en numerosas casas del pueblo. Es propiedad de la Duquesa de Alba.

El Castillo de San Leonardo se encuentra incluido en la Lista Roja del Patrimonio realizada por la asociación Hispania Nostra.

Iglesia

Dedicada al patrón del pueblo, San Leonardo Abad, es de estilo herreriano, data del siglo XVII. El templo es de planta rectangular con una cruz latina inscrita. Tiene tres naves, la central es más ancha y alta que las laterales, separadas por arcos de medio punto. La cubierta de la nave central es de bóveda de cañón con lunetos cegados y tramos separados por arcos fajones de medio punto. Las naves laterales se cubren con bóvedas de cañón transversales, o sea, perpendiculares al eje de la nave central. La fachada de la iglesia corresponde a una época anterior al resto del templo. Cuenta en su interior con importantes retablos como el del altar mayor, el del Santo Cristo, el de la Virgen del Rosario, el de la Magdalena, el de la Inmaculada, de la Asunción, el de San Antonio y sobre todo el retablo del Ecce Homo, joya escultórica atribuida a Gregorio Fernández; además de numerosas pinturas, pilas bautismales y obras de imaginería. Esta emblemática iglesia cuenta además con una magnífica colección de platería. Entre las piezas que se exponen podemos contemplar una cruz procesional, crismeras, un incensario…

Arco Medieval

Con este nombre se conoce una de las tres puertas que componía el recinto amurallado del pueblo. Se trata de la Puerta de Aranda que abría caminos hacia Aranda y El Burgo. Es el único resto que queda de la muralla medieval.

 

Casas de los Ferrones

En la villa de San Leonardo destacan las Casas de los Ferrones. Las dos viviendas, construidas a mediados del siglo XVIII y principios del XIX, respectivamente, son la mejor muestra de arquitectura tradicional, construidas por ferrones vascos que se instalaron en San Leonardo para trabajar el mineral de hierro aquí existente.

Fiestas

  • Las Candelas y San Blas. El 2 de febrero se celebra la fiesta de «Las Candelas», y el 3 de febrero “San Blas”, en estos dos días de fiesta, se realiza un tipo de baile característico de la zona, llamado danza. Estas danzas son bailadas por un grupo de ocho personas en el interior de la iglesia, en las fiestas de Las Candelas, al son de gaiteros. Es un baile típico de la zona y está considerada una danza guerrera. También se celebran Los Capones el 4 de febrero y la Virgen de Santa Águeda el 5 de febrero.
  • La fiesta de la pingada del mayo, celebrada el día 1 de mayo, en la cual los mozos del pueblo, van al monte con unos bueyes a por el pino, y lo pingan con una especie de pinzas hechas de madera (horquillas), y con la fuerza de los mozos se consigue subir el pino hasta dejarlo vertical .
  • El 6 de noviembre, es San Leonardo, patrón de esta localidad. Este día se realiza una misa en su honor. Antiguamente se celebraba la feria ganadera.
  • La fiesta de Santa María Magdalena, es la mejor y más esperada fiesta del año, se celebra el 22 de julio. Los festejos comienzan el día 21 con el pregón, y acaban el día 26. En esta fiesta también se realiza el día 26 (día de Santiago) un tipo de comida típica llamada caldereta, cocinada para todo el pueblo.