Vadillo

VADILLO (Soria), Cerca del Cañón del Río Lobos se encuentra el municipio de Vadillo, esencia de arquitectura popular de la comarca. Es reserva de caza y coto privado de caza menor y en su día formó parte de la cañada real de carreteros de Soria y Burgos

Aunque es un pueblo aparentemente moderno, (por el trazado de sus calles, sus casas pinariegas en piedra, etc…) podemos afirmar que sus orígenes son muy antiguos como lo demuestran los restos arqueológicos visigóticos depositados en el museo Numantino de la capital.

Municipio que también perteneció desde antiguo a la Cabaña Real de Carreteros Burgos-Soria) y que contiene relación con nombre y apellidos de sus afiliados.

La localidad soriana de Vadillo (1111 m. de altitud), se encuentra situada al Oeste de la provincia de Soria, a 54 Km. de la capital, con una población de derecho que ronda los 96 habitantes, y una extensión de su municipio de de unas 1700 Ha. Las vías de acceso son la N-234 (hasta Mojón Pardo. Carretera local que une la N-234 con la SO-920).
Su término municipal con unas 1.100 Ha. dentro de la Reserva Regional de Caza del Urbión, con flora y fauna característica de este pinar (pinares y sabinares, corzo, jabalí, liebre, conejo, perdiz etc…), y el resto de Ha.unas 600, muy distintas a las anteriores, y dónde se puede observar la gran variedada de plantas medicinales.
Posee gran riqueza micológica. (gran variedad de setas en el pinar y en la alcarria), en distintas épocas del año.
En su término se encuentra el pico llamado “Otero Mayor”. Su Geología es muy atractiva para estudiosos; así lo demuestran todos los años grupos de Universitarios y profesores de Universidad, que nos visitan para estudiar y recoger la gran variedad de fósiles existentes en su término. En sus pinares también se pueden observar restos de árboles petrificados.
Su población es laboriosa y en gran parte se dedica a la elaboración y transporte de la madera, agricultura, ganadería, varios empresarios autónomos de la construcción, casas rurales etc…Otra parte de sus jóvenes se desplazan diariamente a las industrias de san Leonarde de Yagüe distante de ésta 7Km., Navaleno a 6Km. y El Burgo de Osma a 28Km. Estos factores son los determinantes de mantener en el Municipio un grupo de jóvenes, que alivian cotidianamente la vida del pueblo.
El clima es de tipo continental, dónde la masa forestal actúa como moderador, suavizando el frío invernal y atenuando el calor veraniego, siendo necesario en las noches de pleno verano una mantita ligera.
La Iglesia tiene por titular a la Natividad de Ntra. Señora. Está situada en un otero, al poniente del pueblo, con agradable pradera sostenida por una barbacana de muros de piedra, que sirve de mirador hacia la dehesa donde pastan vacas y caballos.
Construida a mediados del siglo XVII, su fábrica de 450 metros cuadrados tiene maneras que recuerdan el Renacimiento, e incrustadas en sus paredes podemos encontrar alguna piedra que nos habla de otra iglesia, construcción anterior, de estilo románico.
El templo interiormente tiene tres naves con crucero de bóveda semiesférica con tambor corrido y con pechinas que permiten el paso de base cuadrada a circular. Las bóvedas de templo se realizaron con rasillas relieves realizados el mayor, grandioso retablo barroco, que permite leer en el lado derecho: “se doró este lado a costa de la iglesia y devotos, siendo cura Don. Juan Antonio Encabo”, y en lado izquierdo: “este lado a costa de Ismael Miguel Miguel, siendo mayordomo Francisco. Ortega y sacristán Victor. C. Año 1773”. La imagen que preside el retablo es Virgen, titular de la parroquia bautismal, es románica, y lleva representada en su copa una escena de caza en que dos perros acosan a un ciervo.
El órgano, con una caja de 3,15 de ancho, 1,20 de profundo y 6,50 de alto, y dos fuelles, llevan inscrito “Francisco Martínez de Resa me hizo en Tendilla, año 1764, siendo cura el doctor don Juan Joseph Gonjas en esta parroquial de Sta. María de la Vega de Uceda”.
Singular es el carro triunfante, que recuerda la carretera de estos pueblos, y sirve para llevar en procesión la imagen de la Virgen el día de su fiesta, 8 de Septiembre.
La ermita de San Roque, junto a la cual se celebra la fiesta de “la Caridad” el 16 de Agosto.
  • 2 de Febrero (antigua fiesta del Pueblo).
  • 21 y 22 de Febrero Carnavales (disfraces por el pueblo).
  • Semana anterior a la Cuaresma: “Las Cuarentenas”, los niños del pueblo, recorren sus calles entonando romances antiguos, solicitando dinero, chorizo, tocino y huevos, para finalizar el Domingo Gordo o de Piñata con una comida, a la cual invitan a las autoridades.
  • Semana Santa, diversas procesiones típicas por el pueblo, acompañadas por canciones antiquísimas de la localidad, finalizando el Domingo de Pascua con subasta de ofrendas hechas a la Virgen. (Este año todo suspendido)
  • 1 de Mayo, Pingada del Mayo (pino), por los jóvenes.
  • 23 de Mayo (variable) “La Cubilla”, pan, vino, chorizo y queso para personas del pueblo y visitantes.
  • 24 de Junio Hoguera de San Juan (realizada por los jóvenes en un alto cercano).
  • 16 de Agosto, Celebración de la Caridad de San Roque con actividades similares a las del día de la Cubilla. (reparto de pan, vino, chorizo y queso).
  • 7-8-9-10 de Septiembre fiestas de la Localidad, “Natividad de Nuestra Señora” procesión típica con el carro triunfante, baile con dulzainas ante la virgen, partidos de pelotas, frontenis, juego de cartas, disfraces, cucañas, concursos de dibujo, redacción etc, finalizando con la caldereta típica para el pueblo y visitantes.
  • Diciembre – Navidad, actividades variadas – Nacimiento.

El 26 de mayo (fecha variable) se celebra la tradición llamada “La Cubilla”. Los habitantes de Vadillo y visitantes se reunen en la Iglesia y se dirigen a la Cruz situada junto a la Iglesia. Desde aquí se bendicen los campos y se regresa a la Iglesia, donde se reparte pan, chorizo, queso y vino. Una bonita tradición que se celebra en los alrededores de la Iglesia (si el tiempo acompaña) y que sirve para para pasar una tarde agradable en compañía de todos los vecinos y visitantes.

El día 1 de Mayo se celebra la tradicional “Pingada del Mayo”. Esta tradición imboliza una ofrenda a la fertilidad de la tierra.

Este día, los mozos se reunen al amanecer. Van todos juntos al pinar, y eligen varios pinos. Uno de ellos se elige como “Mayo”. Éste se tala ese mismo día y se lleva al pueblo. Una vez allí, a la entrada del pueblo, entre todos los mozos levantan el árbol ayudados de horquillas y queda allí colocado.

Después de pingar el Mayo, se dirigen todos al pinar; generalmente al paraje denominado como “La Lagunilla”. Allí se celebra una comida que suele prolongarse durante todo el día.

Aunque es una tradición ancestral, durante muchos años se ha celebrado la tala del mayo sin pingarlo por falta de jóvenes. Sin embargo, los últimos años se ha recuperado la tradicional pingada a la entrada del pueblo.

La semana anterior a la cuaresma se celebran Las Cuarentenas. Estos días, los niños del pueblo recorren sus calles entonando romances antiguos, solicitando dinero, chorizo, tocino y huevos. El último día, llamado Domingo Gordo o de Piñata, celebran una comida con todo lo que han recogido los días anteriores. A esta comida se invita a las autoridades y al párroco.